domingo, 16 de mayo de 2010

Una media mas

1:45:50, en una media de 5:01 el Km en la IX Edición de la media marton de la Fundación Puertos de Las Palmas, en la que terminé más que contento ya que tampoco llevo un ritmo de entrenamientos tan alto como cuando la maraton de Gran Canaria.

La prueba empezó con frio, y frios mis músculos, porque el tiempo, muy a mi pesar, era fresco con aire en contra en buena parte del recorrido que personalmente me viene peor que el calor.

Los primeros 6 Km los hice con mi hermano Eduardo, que hacía su primera media maraton, pero a un ritmo muy suave, casi a 5:45 el Km. Pasado el sexto km comencé a subir el ritmo de carrera, amplié la zancada, y Edu se quedó atrás, a partir de aqui la media de los km comenzó a descender vertiginosamente hasta empezar a bajar claramente de los 5:00.

En la entrada al muelle Reina Sofia las sensaciones fueron buenas, iba fresco y con ganas de dar más, pero la vuelta del Reina Sofia se hizo más dura. El viento de cara hacia que el ritmo de carrera se relantizase, aunque continuaba marcado menos de 5:00 por km.

A la salida del mítico muelle capitalino, me enganché con otro corredor, y comenzamos a llevar un ritmo vivo que nos permitió llegar al km 15 con un tiempo más que aceptable, 1:18:00, pero quedaba la sorpresa de la carrera. De repente un rompe piernas de subidas y bajadas que no esperaba y menos conocia, y de postre, una subida de casi un km de distancia que hacia fatigar hasta los más fuertes.

Una vez superado este duro escollo con el que la organización de la prueba sorprendió a todos, una bajada que permitía soltar las músculos de las piernas para afrontar los tres últimos km de la carrera.

En ellos el ritmo aumentó, incluso sin llegar a superar los 4:30 por km, lo que aseguraba la marca de la hora cuarenta y cinco.

Los metros finales fueron sensacionales, la zancada era larga, muy larga, lo que me permitió superar a unos cuantos corredores en el tramo final y conseguir llegar a meta y dedicarle el triunfo a Yaiza y nuestra barriga, que en el tramo final de la carrera me estuvieron apoyando.

Ahora a descansar y volver a entrenar un poco más, hasta que el nacimiento de Sara me lo permita y me vuelque con ella, que será en la segunda quincena de julio, y de paso hacerme mi primera carrera de montaña, la Circular de Tejada, pero de diez km por si acaso.

Ya actualizaré otro post para enlazarles con las fotos de la carrera y disfruten con ellas como lo hice yo.

Suerte y salud a tod@s.

PD: Suerte y rápida recuperación para Acayamo, compañero de curro de mi hermano, que corría su primera media maratón, pero que una lipotimia en los km finales le impidió terminarla. Pero primero está la salud, luego el resto. No le cojas miedo y no quieras perderte la próxima cuando estés recuperado.
Publicar un comentario