martes, 3 de marzo de 2009

Yo por ti, ¿tu por mi?

Cuando entrenaba a baloncesto, tanto como jugador y después como entrenador, me enseñaban o ponía enfasis en el equipo, en remar para el mismo sitio y conseguir lo que nos propusieramos, ¿porque?
Por que cuando uno juega en equipo, las ayudas y la solidaridad de unos con otros, permitía que se pudiera llegar más lejos, poder ganar partidos, conseguir los objetivos que se porponía en conjunto,superar adversarios mucho más duros y difíciles, en definitiva, romper barreras, superación!
Son principios que uno aplica también en su día a día, en lo personal y en lo profesional, y en esta segunda parte de la vida, donde curiosamente nos pasamos más del 75% de la vida, la solidaridad con los compañeros y gente que puedas tener a tu cargo debe ser aún mayor.
Siempre he dicho que si uno está contento en su trabajo no busca que le paguen más dinero, aunque nunca hay que decir que no, pero sino que se le recompense con otros valores, días libres, reconocimiento, algo que haga crecer el ego del trabajador, que se sienta valorado, porque lo que se consigue es aumentar su ritmo de trabajo, y por ende, la productividad en el tiempo que pasan realizando su trabajo.
Pero cuando el empresario, el jefe, o como lo quieran llamar, olvida que el mejor activo de su empresa son sus trabajadores, sus trabajadores motivados e implicados, los que no lo están restan en el resultado global, empiezan a perder parte de los buenos resultados de la empresa, sobre todo cuando los trabajadores dan por tí, pero no hay en la dirección contraria, en ese momento empiezan las situaciones, digamos, extrañas, y cada vez el rendimiento disminuye, incluso de forma inconsciente.
Yo por ti - Tu por mi, que quede claro, no sólo se es solidario por ser socio de una ONG.
Publicar un comentario