sábado, 28 de febrero de 2009

Carnaval, Carnaval

En esta etapa que estoy viviendo en Tenerife me ha permitido poder disfrutar de los carnavales chicharreros, y aunque sea duro para un canarion como yo, hay que decirlo claro, son mejores los carnavales chicas, con diferencia.

Con diferencias grandes, como por ejemplo, que es el carnaval de la calle, donde la gente está de un lado para otro con su disfraz, vacilando y disfrutando de la fiesta.

Cuando era pequeño, mejor dicho, joven, salia en LPGC y disfrutaba del carnaval, se podía estar en la calle, quien no recuerda la de gente que había en los chiringuitos del Parque Blanco, con música hasta las tantas de la mañana, eso sí se podía comparar con los de Tenerife, y aun así oía gente que se iba a la isla de enfrente en el último barco del día y volvía en el primero de la mañana, o en el que se pudiera.

Pero un día de repente al Ayuntamiento que gobernaba la ciudad decidió que ya no se podía estar en la calle, que nos tenían que meter en terrazas, bien controlados, y hasta los días de hoy.

Pero aquí, en Santa Cruz, la fiesta sigue en la calle, es verdad que para el que viene de fuera le parece increible, para mi no tanto, pero la verdad es que no están nada mal, y lo mejor de todo es que el carnaval sigue siendo de la gente, de la calle, como debe ser.

PD.: No se mosqueen los canariones que lean este blog, pero no hay comparación, ojalá los nuestros volvieran a lo que fueron!
Publicar un comentario