lunes, 16 de febrero de 2009

Todo un espectáculo

Un puro espectáculo, un negocio redondo. Aquellos que quisieron y pudieron trasnochar las últimas tres noches, pudieron presenciar por la TV las diferentes atracciones de un producto muy bien gestionado que es el Allstar Weekend de la NBA.
Y es que como ellos lo llaman, el producto, el business, es una auténtica máquina de hacer dinero. En estos tiempos de convulsión financiera ver como un deporte como el baloncesto genera una increíble cantidad de dinero es gratificante para alguien al que le gustan las dos cosas.
Los americanos siempre llevaran ventaja en estos de montar espectáculos, y es que su idea principal no es que la gente se divierta con lo que ve, sino que se genere mucho negocio a su alrededor, partiendo del baloncesto, aunque poco les preocupa que los críticos opinen si fue descafeinado o no el partido, si las puntuaciones fueron justas o no, lo que quieren es los niveles de audiencia sean altos porque los patrocinadores se peleen por estar en estos eventos.
En España estamos preocupados porque a Rudy no le votaron como debieran haber hecho. De acuerdo con eso, pero piensen que Rudy ya hizo su aportación, sino sólo tienen que ver la cantidad de personas, no sólo en España, sino también en el resto del mundo que querían ver a un blanco en un concurso tradicionalmente negro. O también con sus flamantes videos pidiendo el voto, siempre con alguna cuña publicitaria de la NBA. Los “yankees” vieron un filón de ingresos en la participación del jugador de los Portland.
Otra muestra de lo bien que generan negocio televisivo es que a nadie le importa como terminó el partido de las estrellas de la madrugada del domingo, pero seguro que más de uno ha leído, visto o escuchado, como le entregaron a Shaq O’Neill y Kobe Bryant el premio de MVP’S del partido. Recuerden como terminaron ambos cuando salió el pívot dirección Miami Heat, con Phil Jackson dirigiendo desde la banda. A que patrocinador no le hubiese gustado estar por los banquillos o simplemente en el anuncio de uno de esos tiempos muertos.
En definitiva, saben cómo manejar estos negocios, y mejor aún, saben cómo generar más negocio de un producto inicial. Lo saben vender y eso es lo que nos falta a nosotros para que deportes mayoritarios en España consigan generar mucho más de lo que generar, porque no nos olvidemos que aquí lo que es ganar dinero con el deporte creo que no lo hace nadie, mientras tanto solo pelean por los derechos televisivos y que el organismo público de turno les saque de la quiebra cuando las cosas van mal.
¿Por qué no se hace alguno un curso con esta gente y aprende algo? A mi me gustaría vender una imagen así, ¿a quien no?
Publicar un comentario