martes, 22 de febrero de 2011

9 dias

No es la película, es el tiempo que queda para que sea el viernes 4, o el sábado 5 de marzo, 00:00 (zulú), y estemos no sé ni cuanta gente, con el gusanillo corriendo por nuestras venas, en la zona de salida de la The North Face TransGranCanaria, en el Anexo II de Playa del Inglés, vamos donde siempre ha estado el Coco, mítica disco de finales del 90, para el piberio de mi edad.
Los entrenamientos ya son secundarios, por la cabeza sólo me pasan pensamientos, sobre como irá la carrera, como llegaré a meta, a que hora, las zapatillas, que encima van y las reviento a dos semanas, esperando a que me lleguen las nuevas, encima. Pero sobre todo, lo que más me gusta, es la sonrisa que me sale cuando me imagino corriendo por mi isla, atravesándola de lado a lado.
Esta tarde venía en avión desde Tenerife Sur, mirando a través de la ventanilla del Binter, vislumbraba las luces del paseo de Playa del Inglés, y me imaginaba por allí dentro de poco más de una semana, y me salía una sonrisa, sin importarme en que el compañero de sitio me estuviera mirando y pensando "y a este que le pasa", sin siquiera imaginar que reto tengo por delante.
Si, leyeron bien, las mizuno wave ascend 4 con las que iba a atravesar Gran Canaria perecieron, la suela no aguantó las embestidas, y comenzó a despegarse, y ni siquiera el mejor de los pegamentos pudo hacer nada. Ante la duda mejor tener unas nuevas, sabiendo que las ampollas pueden hacer acto de aparición, espero que no, porque desde que me lleguen las mizuno wave cabrakan 2 me las pondré hasta para ir a currar, hay que hacerlas al pie.

El coco no para, mientras escribo pienso, pienso en si lo tengo todo, el material, las piernas y la cabeza sé que la tengo. Edu irá conmigo, aunque mejor dicho, iré con él, intentaremos bajar de las 20 horas, sin necesidad de machacarnos más de lo que este dura prueba exige.
Ahora a acumular horas de sueño, porque nos pasaremos casi 1 día en pie, corriendo, "correr nos hace libres".
Mejor que este video no hay nada que lo explique, que lo disfruten.



PD: Hoy Sara cumple 7 meses, como pasa el tiempo, pero que grande es cada día cuando llegas a casa, y ella ya oye las llaves y sabe que soy yo, mira para la puerta, se empieza a mover con un prive grandísimo, y levanta los brazos para que la coja, no es maravilloso! Es la fuerza que me levanta cada mañana.
Publicar un comentario