martes, 14 de abril de 2009

El deporte no es igual que la empresa

No hace mucho tiempo tuve la oportunidad de asistir a una conferencia de David Meca y Pere Tomás, el primero archiconocido por sus azañas en el agua nadando, y el segundo no muy conocido ya que se dedica a trabajar en empresas aportando sus conocimientos para que las empresas gestionen mejor sus recursos.
Bien, pues en esa conferencia, David Meca relata sus hazañas deportivas, desde sus inicios, sus primeras victorias, cuando fue acusado de doping, y cuando ha realizado los grandes retos, que como el los llama son el eje de su vida.
El otro ponente relacionaba las vivencias de los retos del nadador español con el dia a dia de una empresa, buscando en gran medida la motivación de los asistentes a realizar mejor su trabajo.
Como después de la conferencia no me quedé muy convencido con el simil, me leí un libro que entregaron en la conferencia.
Depués de varios meses sin leerlo, lo volví a hacer, y ahora lo veo todo con más claridad.
Me rio de aquellos que comparan un deporte con una empresa, simplemente porque no son comparables, en una empresa hay una sola cosa que no hay en un deporte, sobre todo en los individuales, el entorno.
Que quiere decir eso, las relaciones entre las personas que trabajan juntas en el día a día, los clientes, los proveedres, y un largo etcétera, que hacen que buscar la comparación con un deporte sumamente individual, como correr o nadar, en el caso de David Meca, sea una temeridad.
Por que? Muy simple, al realizar ejercicio luchas contra ti mismo, contra un crono, contra un competidor, pero en el mundo laboral, compites con muchas variables, como pueden ser las condiciones del mercado, de la vida personal, de las relaciones en el trabajo, y en una sola cosa se parecen, en la motivación que puedes tener a la hora de hacer las cosas, pero eso sólo no sirve en el entorno laboral.
No creo que sea buena idea que "altos directivos" de empresas reciban cursos o conferencias como esta, porque se olvidan que el deporte con el que normalmente lo comparan es individual y además el objetivo laboral es vender un servicio, y al hacer esa actividad deportiva no vendes nada, simplemente lo haces por seguir adelante.
El problema está en que se cobra un dineral por estas conferencias, que si tan sólo fuera la parte de David Meca contando sus hazañas, que realmente lo son, estarían muy bien, pero no considero que sea la mejor manera de compararlo con la empresa, si fuera así, los clubes de futbol estarías más que saneados, y excepto escasos casos, el resto vive de los créditos que hasta ahora concedían los bancos.
Espero que mis jefes, seguro que lo harán, terminarán contratando algún tipo de conferencia de este estilo, y buscarán la motivación, pero creo que se olvidan de los más importante, el simple trato con el trabajador, y entender que lo que quiere el trabajador es poder disfrutar de la vida, porque sólo se vive una vez.
PD: Me quedan 11 días para la próxima media marathón, Ciudad de La Laguna, 25 de abril, y la preparación va por buen camino, objetivo, mejorar el 1:48:34. No tengo que llevarme bien con nadie para conseguirlo o vender más, o tratar mejor al cliente o soportar el mal humor que pueda tener, podría seguir un rato así. ¿Entienden ahora porque no son comparables? ¿Porque me rio de los que relacionan el deporte, más cuando es individual, con el mundo laboral?
Publicar un comentario