domingo, 20 de diciembre de 2009

1:40:49

Este domingo 20 de diciembre disputé la XX Media Maratón de Tacoronte, a la cual iba con cierto escepticismo, ya que en diferentes foros y blogs leia que era dura, con muchos repechos y mucho frio, pero la verdad es que excepto los repechos, que si es verdad que existen, el frio no afectó mucho, y la prueba salió redonda, tanto que mejoré mi marca en las cuatro medias que he disputado, quedando en esta a tan sólo 49 segundos para bajar de la hora y cuarenta minutos.



Los primeros kilómetros fueron en descenso, con tranquilidad, ya que todo lo que bajaba había que subirlo, y luego había que girar para llegar a San Lázaro, casi a la entrada de La Laguna. La carretera, que en alguna ocasión la había transitado, eso sí, en coche, no era mala, pero tenía varios repechos duros. Con lo que hasta el kilómetro 8 fui bastante tranquilo, hasta que, es la primera vez que me ocurre, ni siquiera entrenando, se me desató la zapatilla izquierda, y pensé que era hora de empezar a correr, pues iba con dos chicos que llevaban un ritmo demasiado tranquilo.


Decidí no saltarme ningún puesto de avituallamiento para ir bien hidratado toda la carrera, y en el kilómetro 11 me tomé un gel de isostar para recuperar un poco las energía, y vaya que resultó, tal y como comentó alguno que iba por detrás, "ese va dopado".


Empecé a subir el ritmo, incluso en las subidas no aflojaba, zancadas más cortas, manos abiertas y control de la respiración, para cuando llegarán las bajadas tener fuerzas y ampliar las zancadas. Y eso fui haciendo en cada kilómetro, hasta que cuando iba por el 18 que ya eché el resto, con el objetivo de bajar de 1:45:00, pero la sorpresa era mirar el reloj y ver que quedaban pocos kilómetros y conseguía estar cada vez más cerca del objetivo.


La entrada en meta fue una gozada, en bajada y apretando conseguí para el crono en 1:40:49, lo que me llevó a sentir una gran alegría y no notar el dolor y cansancio en las piernas, aunque ahora que han pasado las horas, tampoco noto mucho dolor.



Ahora a descansar porque el próximo objetivo es el reto de Filípedes, la Maratón de Gran Canaria, el domingo 24 de enero de 2010, para la que vamos ultimando la preparación.
Publicar un comentario